Electrificación no es electrocución

Va de avisos. Por lo de recuperar algunas cosas vistas en este pasado mes de agosto. Y que es bueno, pienso yo, no pasar por alto. Una auténtica joyita este aviso de Adif, con el indicativo del Ministerio de Fomento, publicado en el diario La Vanguardia. Cuatro párrafos sin desperdicio. Merece la pena destriparlo. Eso sí. Atención. Porque el anuncio es real. Por muy surrealista que parezca, ¡es auténtico!

Algunos redactores anónimos de la Administración perpetran disparates lingüísticos.

Título:

Electrificación

Sí. Este es el título. Lo puedes contrastar con la reproducción, aquí mismo.

Primer párrafo:

Puesta en tensión a 3.300 v. de los feeders de la nueva S/E eléctrica de Gualba.

¿Quién pone en tensión? ¿Qué son los feeders? ¿Qué significa S/E? ¿Dónde está Gualba?

Segundo párrafo:

A partir de las cero horas y un minuto del día 1 de agosto de 2012, deberán considerarse en tensión los conductores que conforman los nuevos feeders de alimentación a catenaria en la nueva subestación eléctrica de la estación de Gualba. Los nuevos conductores discurren por los postes de catenaria de las vías 1 y 2, entre los kilómetros 161+888 y 162+682.

En “deberán considerarse en tensión los conductores”, ¿es un aviso a los conductores? Y si no, ¿quién debe considerar en tensión? ¿A quién va dirigido el aviso? ¿Quiénes son los conductores? Sabemos, sí, que “conforman los nuevos feeders”, pero claro, volvemos al párrafo anterior. No sabemos qué son los feeders. “Alimentación a catenaria”; aquí sí: ¡falta el artículo! No averiguamos más de Gualba, aunque sí se nos explica que los “conductores discurren por los postes de catenaria” etcétera. Lo de “discurren” debe ser una concesión retórica. ¡Vamos! Que el redactor se sentía inspirado.

Tercer párrafo:

Cualquier contacto de las personas con los citados conductores, tanto directamente como mediante hierros, alambres u otras piezas metálicas, puede provocar la muerte por electrocución.

No sabemos todavía a qué se refiere con “los conductores” (ahora sí se ve que no son personas), pero sí que las personas que los toquen directa o indirectamente (tiene su gracia ese intento de precisión: “hierros, alambres u otras piezas metálicas”) pueden morir “por electrocución”. ¡Este es el mensaje! En el tercer párrafo.

Cuarto (y último) párrafo:

Lo que se advierte a todo el personal implicado en las obras de ejecución y al público en general.

Ya me imagino a “todo el personal implicado en las obrasleyendo ávidamente el aviso publicado en el periódico; eso sí, antes de ponerse al tajo. Luego, puede ser tarde. En cuanto a lo de “al público en general”, se ve que el redactor o redactora del anuncio tenía un día gracioso.

Sugerencia: Indicar al pie del anuncio o del aviso cuánto se ha gastado el correspondiente organismo público en su publicación.

N.B.: El símbolo de “voltios” (que no abreviatura) es “V” (mayúscula y sin punto).

P.D.: Me niego, por hoy, a entrar en más detalles. O sea, a explicar nada. Lo siento.

________

• Proyecto de Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno.

• R.D. 1465/1999, de 17 de septiembre, por el que se establecen criterios de imagen institucional y se regula la producción documental y el material impreso de la Administración General del Estado. En la exposición de motivos, II.1.

6 pensamientos en “Electrificación no es electrocución

  1. Anónimo

    Profesor Badía, discúlpeme, el anuncio me ha recordado aquella canción que decía algo así como: “maldito sea el tio calambre que dió su sangre pa mi salú”.
    Tenemos mucho camino por recorrer, ojalá que no se nos venga abajo la catenaria.
    Fco Glez

    Responder
  2. Anónimo

    Efectivamente no parece de interés general semejante anuncio, redactado sin duda en un lenguaje técnico reservado a especialistas. Pero, no obstante, creo que debo poner en descargo de adif algunas consideraciones:
    a) “electrificación” se refiere a las obras de dotación de electricidad de una vía férrea
    b) el momento en que la dotación entra en funcionamiento es la “puesta en tensión”, en tensión eléctrica por supuesto
    c) los “feeders” son indudablemente algún chisme técnico del ramo, pero si dijese alimentadores probablemente el público en general se quedaría tan en ascuas como con el termino inglés
    d) “S/E” es una subestación eléctrica
    e) “Gualba” es un pueblecito del Montseny, por donde justamente se está construyendo el AVE a Francia (parece que por fin habrá AVE a Francia)
    e) la “catenaria” (y esto todo el mundo debería saberlo) es el sistema que proporciona electricidad al tren, formado por los “conductores”, que en este contexto son evidentemente los cables conductores de electricidad, y los “postes” que los soportan (creo que poste no requiere explicación)
    f) La “electrocución” es un accidente eléctrico con resultado de muerte, así que poca broma. Sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de gente deambulando por los campos de España con unos alicates gordos (hierros, alambre u otras piezas metálicas) buscando cables para vender y creo que bastantes clientes del AVE han sufrido las consecuencias de estas “gracias”
    Así que, aunque reconozco que el anuncio es gracioso y su redacción bastante confusa para un lego, me parece una ingenuidad periodística creer que Adif se gasta dinero en un anuncio mal escrito o sin un propósito concreto, sin menoscabo de que probablemente esté obligado a hacerlo por alguna oscura reglamentación ferroviaria que vela por el bienestar de la población en general y de los ladrones de cable en particular y que confía en los periódicos como fuentes de información general (y que sería de los periódicos son ellos…).

    Responder
    1. Javier Badía

      Empiezo por el final. Como no puede ser de otra manera, yo estoy a favor de la Prensa. De toda la Prensa, la escrita (digital y en papel), la hablada y la audiovisual. Y la Prensa, para subsistir, necesita primero lectores y luego financiación, es decir, publicidad. Dicho lo cual, agradezco tus aclaraciones, aunque siento no poder dirigirme a ti por tu nombre. Aclaraciones que no dejan de ser una “traducción” de un lenguaje especializado y en consecuencia minoritario. Los lectores de este blog te lo agradecerán igualmente, aunque no ocurra lo mismo con los lectores del anuncio en “La Vanguardia”, de donde yo lo he tomado. Por otro lado no entiendo que el anuncio te resulte “gracioso”. Puede que la Administración esté obligada a publicar este tipo de avisos, y me parece bien. Pero habrá que recordar que estos anuncios se pagan con nuestros impuestos y que su razón de ser es trasladar un determinado mensaje de alerta a la población. Y aquí no se comunica nada, porque está muy mal hecho. Así que estamos hablando de dinero público mal gastado. Una pena.

      Responder

Deja un comentario