El BOE, como chapuza legislativa o un soporte que lo aguanta todo

"Practicantes", todavía en el BOE

Pero, ¿es que nadie lee los originales antes de publicarlos en el BOE?

Una amable comunicante me escribe para decirme que en el decreto de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (RD 16/2012, de 20 de abril) hay una referencia –anacrónica– a los practicantes¹ (apartado 4 del art. 10). Con ese detalle y algún otro preparaba ya mi comentario cuando el 15 de mayo pasado el Boletín Oficial del Estado (BOE nos sorprendía con ¡73 rectificaciones! a ese real decreto. Desconozco hasta qué punto es insólita esta rectificación superlativa. Desde luego, en este caso no se trata solo de corregir erratas y errores (a manta), sino también de matizaciones o rectificaciones políticas, de fondo. Hay ligereza en la redacción de la norma, no se sabe si por prisas, y hay movimientos políticos que empujan a que el BOE se parezca a un banco de pruebas (si cuela, cuela). Y en todo caso, afirmo que, con independencia del volumen de las rectificaciones, estas son demasiado habituales.

Algunos ejemplos espigados entre estas correcciones:

  • De estilo: “el medicamento de menor precio” por “el medicamento de precio más bajo” (p. 31290). Y también: “revisiones de precios a la baja” por “revisiones de precios menores” (p. 31294).
  • De error: “sin que se aplique ningún límite” por “sin que se aplique el mismo límite” (p. 31287).
  • De errata: “la palabra Orden debe comenzar con minúscula” (p. 31287). Y también: “hasta un limite [ojo a la tilde] máximo” por “hasta un límite máximo” (p. 31297). Y también: “deposito” por “depósito” (p. 31302). Y también: “la accesibilidad para la personas” por “la accesibilidad para las personas” (p. 31312).
  • De puntuación: “registros oficiales, de profesionales, obrantes en las administraciones del Estado y Autonómicas“, por “registros oficiales de profesionales obrantes en las administraciones estatal y autonómicas” (p. 31304).
  • De bulto: “personal funcionario” por “personal funcionario sanitario” (p. 31306). Y también: “paciente a través de oficina o servicio de farmacia” por “paciente, a través de receta médica, en oficina o servicio de farmacia” (p. 31296). Y también: “y productos sanitarios, estos serán libres” por “y productos sanitarios, los precios industriales serán libres” (p. 31308).
  • De risa: “aportaciones que excedan estos montos” por “aportaciones que excedan de las cuantías mencionadas” (p. 31297).
  • De me lo he pensado mejor: “hasta el 31 de diciembre de 2012” por “hasta el 31 de diciembre de 2013“. Y también: “tras la expresión ‘integrarse en los servicios de salud como personal estatutario fijo’, debe añadirse el inciso ‘, sin perjuicio de los derechos consolidados‘.” (las dos, en la p. 31306).
  • De susto: “se podrá extender el mecanismo vía la selección por fijación” por “se podrá extender el sistema de precios seleccionados a través de la fijación” (p. 31296).
  • De locos: “que se refiere al apartado 1 de…” por “que se refiere al apartado 2 de…” (p. 31303).

Al lector poco avisado he de decirle que ejemplos como los que anteceden hay a porrillo (vamos, que no es una cosa de ahora), aunque esta concentración de rectificaciones tampoco es habitual. Y de lo peor es el anonimato/impunidad con que se cometen estos desaguisados. ¿Cuántas personas han metido pluma en estos textos? Parece que vale todo.

P.D.: Hay otra clase de esperpentos, pero esperpentos al fin y al cabo. En el BOE del 17 de enero se publicó una orden (muy, muy comentada en la Red) del Ministerio de la Presidencia con el siguiente enunciado:

Orden PRE/50/2012, de 16 de enero, por la que se nombra Directora del Gabinete del Director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno a doña Valentina Martínez Ferro.

¡Fantástico! ¿Hay quien dé más?

——

¹ Después, ATS (Ayudante Técnico Sanitario); después, DUE (Diplomado Universitario de Enfermería); después, Grado de Enfermería. A pesar de esto, la figura de practicante, como se ve por el BOE, todavía se usa hoy.

4 pensamientos en “El BOE, como chapuza legislativa o un soporte que lo aguanta todo

  1. Pingback: ¿Qué es lo que es “sostenible”? « LENGUAJE ADMINISTRATIVO

  2. Anónimo

    “La razón de la sinrazón”, pero en plan “Mortadelo y Filemón”. Menos mal que estaba el Sr Sánchez Fierro al quite…

    Responder

Deja un comentario