Las cantidades se escriben sin puntos y con espacios

En los cursos de lenguaje administrativo que imparto a empleados públicos se intensifica el murmullo cuando explico que la escritura correcta de las cantidades es con espacios y sin puntos. Así, no se escribirá “el número de afiliados a la Seguridad Social en enero fue de 16.946.237 ocupados“. Se escribiráel número de afiliados a la Seguridad Social en enero fue de 16 946 237 ocupados“. La sorpresa tiene lógica, porque es la misma Administración la que no pone en práctica sus propios mandatos.

Las cantidades se escriben con puntos en los Presupuestos.

Las cantidades se escriben con puntos en los Presupuestos Generales del Estado.

El asunto tiene su miga:

a) Hay legislación específica al respecto, donde se dice que “los números con muchas cifras pueden repartirse en grupos de tres cifras separadas por un espacio, a fin de facilitar la lectura” (apartado 2.9 del Capítulo III del Anexo del RD 2032/2009, de 30 de diciembre, por el que se establecen las unidades legales de medida).

b) En la Ortografía de la lengua española (OLE10: 663-665) se indica que la separación en grupos de tres dígitos mediante un espacio finoes opcional cuando el número expresa cantidad” y siempre que se componga de más de cuatro cifras (3479 o tres mil cuatrocientos setenta y nueve sería aquí lo correcto).

c) En el Manual de estilo de la lengua española (MELE3: 297-300) se dice que: “Para facilitar su lectura, en las cantidades que tienen muchas cifras se separan estas con espacios fijos (sic) en grupos de tres a un lado y otro de la coma decimal, si la llevan“.

d) En el Libro de estilo interinstitucional de la Unión Europea (UE), de aplicación obligatoria en la elaboración de cualquier documento de la UE, se señala que: “Las cifras superiores a la unidad se presentarán por series de tres, cada una de las cuales se separará de las otras por un espacio fino fijo (y no por un punto)“.

El origen de esta normativa está en el Sistema Internacional de Unidades (SI), obligatorio para España, y adoptado por la Conferencia General de Pesas y Medidas, vigente en la UE. En todo caso, esta norma no rige ni para los años (el año 2012) ni para la paginación (la cita está en la página 1284) ni para la numeración de textos legales (artículo 1566 del Código Civil) ni en la numeración de vías urbanas, códigos postales o apartados de correos (código postal 28357, apartado de correos 17903) ni en los códigos o identificadores, signaturas o números de registro (Reg. 93228, CIF 38934567-B, norma UNE 82100-2).

El fin último de esta historia no es otro que el de facilitar la lectura de las secuencias numéricas cuando representan grandes cantidades. Lo de reunir las cifras en bloques de tres es un convencionalismo, que tiene que ver con la dificultad del ser humano para reconocer secuencias de más de cuatro dígitos. Lo de marcar esa separación con un punto era propio de unos países, entre los que se encuentra España (otros, lo venían haciendo con una coma). Ahora, y para evitar confusiones, se normaliza el espacio fino y se deja la coma (o el punto) para marcar los decimales: 15 258,67 (15 258.67).

Invito al lector a que repase los documentos que tenga a mano y compruebe lo que aquí se dice.

20 pensamientos en “Las cantidades se escriben sin puntos y con espacios

  1. Manuel

    ¿Y cómo se materializa el espacio fino de no separación en Word? Porque en lo del espacio normal tiene razón Víctor y la separación es excesiva. ¿Y cómo se hace en la redacción de un texto en una página web?, ¿y a la hora de escribir un comentario como este?
    Muchas gracias por la información, aunque su aplicación práctica tiene sus dificultades.

    Responder
  2. Pingback: Matemáticas Sexto grado | Actividades interactivas para primaria By Miguel Angel Bear

  3. GABRIELA PAOLA QUIROGA VILLANUEVA

    Sr. Badía gracias por el dato, soy de Bolivia y enseño Matemáticas a niños de nivel primario. Los nuevos textos de grado están utilizando esta forma de numeración dejando un espacio en las unidades de millar, sin embargo hay padres que no comprenden esta nueva modalidad. Aunque busco esa nueva normativa no encuentro dicha información. ¿Es posible me facilite la dirección donde pueda encontrar esta normativa internacional de numeración?. Le estaré muy agradecida

    Responder
    1. Javier Badía Autor

      Gracias por tu comentario, Gabriela. La pista la tienes en este mismo artículo, en el párrafo que va precedido del apartado a). Ahí hay un enlace a la legislación española específica:
      http://lenguajeadministrativo.files.wordpress.com/2012/09/boe-2009-rd2032-escritura-de-las-unidades-de-medida.pdf
      Más concretamente, en el Anexo, capítulo III, apartado 2.9.
      Como podrás comprobar por la lectura del preámbulo de este Real Decreto, la fuente para España está en una directiva de la Unión Europea. Esa directiva, a su vez, está vinculada al Sistema Internacional de Unidades (SI). En español, lo tienes aquí:
      http://simce.iat.es/simce/files/2012/06/Sistema_Internacional_2006.pdf
      Más concretamente, en el párrafo 5.3.4 Escritura de los números y del separador decimal:
      Desde la 9.ª Conferencia General (1948, Resolución 7) y la 22.ª Conferencia General
      (2003, Resolución 10), los números con muchas cifras pueden repartirse en grupos de
      tres cifras separadas por un espacio
      , a fin de facilitar la lectura. Estos grupos no se
      separan nunca por puntos ni por comas
      .

      Espero haber acertado con tus dudas.

      Responder
  4. David Hernández

    Hola,
    Felicidades por tu aportación.
    Tengo una duda, para escribir cantidades de animales superiores a mil, también se utiliza el espacio. Por citar un ejemplo:
    “2 000 vacas”, o lleva coma o de plano nada.

    Responder
  5. José Angel Peña

    Muy interesante tu blog Javier y muy valiosa la información acerca de las reglas para escribir los números. Entiendo las dificultades para aceptar una propuesta nueva y hay escollos reales como lo que menciona Victor, acerca de la escritura utilizando ciertos programas informáticos. Sin embargo, yo sufro y me revelo constantemente contra la tiranía cibernética. ¿Acaso debo cambiar mi apellido, que es Peña, por el de Pena? ¿Debo utilizar la corrección ortográfica de Microsoft a ciegas, a pesar de sus notorios errores? Mi trabajo es la informática, pero esta debe estar al servicio de los usuarios y no estos sujetos a las reglas dictadas por las grandes compañías, que las mas de las veces son de países de habla inglesa.
    Ahora bien, independientemente de lo informático, la regla de dividir con espacios finos es interesante y me parece que tiene sentido, pero es difícil cambiar, veamos si se aplica, pero no creo que sea pronto.

    Responder
  6. Pingback: Segundo, y feliz, cumpleaños « LENGUAJE ADMINISTRATIVO

  7. Víctor Hurtado Oviedo

    ¡Lo olvidé!

    Si escribimos “12 000” en el final de una línea y la línea se nos acaba pronto, el programa informático terminará la línea A en “12” y comenzará la línea B con “000” (gracias al espacio intermedio): ¡curioso modo de transmitir información al lector gracias a los sabios sabios!

    Responder
    1. Irene

      En Word hay una opción (en insertar, símbolos, caracteres especiales) que es la de espacio de no separación. A la vista es un espacio normal y corriente, pero Word considerará a estas dos unidades como algo inseparable. Así nunca se quedará una parte de una cifra en una renglón y parte en otro.

      Responder
      1. Javier Badía

        Muchas gracias, Irene. Como muy bien dices Word nos permite escribir espacios que no parten (Ctrl+Mayús+Espacio). Así podremos escribir 20 342 sin el riesgo de que nos parta por el espacio al final del renglón. O también podremos escribir 15 %, es decir, con el símbolo del porcentaje separado de la cantidad. Esto último cambió con la Ortografía del 2010. Hasta entonces el símbolo iba pegado a la cantidad: 15%.

        Responder
  8. Víctor Hurtado Oviedo

    Javier:

    Quienes inventaron el espacio para esos casos se olvidaron de algo elemental: el espacio rompe la relación que hay entre los dígitos. La supuesta cantidad “10 200” no es una forma de escribir “diez mil doscientos”, sino “diez doscientos”; es decir, cada grupo por su lado. Por esto, siempre es mejor emplear un punto (lo que yo hago) o una coma para indicar los millares porque el punto permite una lectura más fácil, pero continúa uniendo los dígitos. Gracias.

    Responder
    1. Javier Badía

      Víctor:
      Poco puedo añadir a lo que dices. Tu opinión es muy respetable y hasta podría compartirla. Ahí está el debate. Pero como has visto, lo que aquí se dice es que hay unas normas internacionales, aceptadas por España, con el objetivo de evitar confusiones. En unos países, los millares se señalan con puntos y en otros se señalan con comas. Eso es así incluso dentro de la Unión Europea. De ahí el acuerdo internacional para que haya un espacio fino donde antes había un punto o una coma.

      Responder
      1. Víctor Hurtado Oviedo

        Javier: Mi alegato se percibe mejor con este ejemplo:

        234 95 9635 592 6 93 6257823 3075 5 433123

        ¿Qué significan esas cifras? Solamente cantidades reunidas en grupos independientes entre sí. Lo mismo vale para

        12 000

        Eso se lee “doce tres ceros”, no “doce mil”. El espacio intermedio rompe la relación que debería haber entre los grupos. Tal vínculo se recupera juntando todas las cifras, o empleando punto o coma.

        Los sabios que anularon el punto y la coma empleados para los millares, fueron sabios salomónicos, como Salomón -es curioso…-.Por no elegir entre el punto o la coma, eligieron la nada. Su remedio (anular el punto y la coma) es peor que la enfermedad (la confusión de comas y puntos).

        Dicho sea de paso, las cantidades “26.79” y “26,79” solo pueden leerse como contenientes de decimales, tengan punto o tengan coma. Así pues, de confusión, nada.

        Gracias por tu página.

        Responder
        1. Roger

          Si pones el ejemplo de números con dos decimales no hay mucho problema, pero.. ¿y si fueran con tres decimales? Como “26.795” y “26,795”.

          Responder
  9. Pingback: Los números y el Derecho Administrativo | Contencioso es un pedazo de la blogosfera pública

    1. Javier Badía

      Muchas gracias por tu elogio, Félix.

      La norma en la Unión Europea (UE) para los números de teléfono señala que se escribe el signo “+” seguido (sin espacio) del prefijo del país y, tras un espacio, el número completo en un solo bloque: +34 913063990. Puedes ampliar esta información en el “Libro de estilo interinstitucional” de la UE (http://publications.europa.eu/code/es/es-390300.htm), cuyo enlace tienes aquí mismo, a la derecha, debajo del epígrafe “Dudas gramaticales y ortográficas”.

      Eso, en cuanto a la norma de obligado cumplimiento para los funcionarios europeos. En España, y para usos que no sean los administrativos, se aceptan las agrupaciones de dígitos de tres en tres (913 063 990) o de tres más dos más dos más dos (913 06 39 90). No es aceptable en ningún caso seguir escribiendo los números de teléfono omitiendo los antiguos prefijos provinciales (3 06 39 90). Es sorprendente, pero esto último todavía me lo encuentro.

      Responder
  10. Fausto

    Aquí dejo constancia de mi asombro ante este post y, como no, mi gratitud ahora que todos los días tengo que tratar con números ¡¡y los separaba con puntos!!…

    Responder

Deja un comentario